Se pretende conseguir los siguientes objetivos:

1. Cubrir las necesidades nutritivas propias de la mujer
2. Satisfacer las exigencias nutritivas debidas al crecimiento fetal
3. Preparar al organismo materno para afrontar mejor el parto
4. Promover y facilitar la futura lactancia

Consejos Prácticos:

1. Cuidar la higiene bucal con esmero
2. Preparar los alimentos de forma sencilla
3. Comer despacio, masticando bien, y no “picar entre horas”
4. Conservar la misma actividad de siempre y, si es posible, caminar o dar algún paseo, con el objetivo de prevenir el estreñimiento, bastante usual en la embarazada, y mejorar la circulación